¡Gálatas torpes! La famosa frase de Rav Shaul ¿a qué se refiere?

galatas torpes

Muy agradecido y muy honrado con el Señor al haber podido compartir su palabra el día miércoles 18 de Abril de 2018 en una fecha tan importante como “Yom Hatzmaut” (Día de la independencia del estado de Israel, cumpleaños #70). A raíz de esa charla y por la intervención de un par de personas que no estuvieron de acuerdo con la definición de los famosos “prosélitos” (GER) mencionados en el libro de Gálatas, quedé muy inquieto esa misma noche y leí nuevamente dos veces el libro en dos versiones diferentes  (NVI y DAVID STERN) sin tener en cuenta artículos o interpretaciones de otros, sino solamente en el mero texto bíblico apoyado por el strong en griego.

Quizás esto ya lo hayan escuchado en el largo tiempo de su ministerio pero para mí es una revelación, lo digo humildemente. El punto que me tenía patinando en el libro de Gálatas era el capítulo 4 versículo 10 (4:10) que habla precisamente de la preocupación de Rab Shaul hacia los Gálatas (claramente una comunidad mesiánica o de creyentes), una comunidad que él mismo había pastoreado tiempo atrás, bajo el rótulo de “Apóstol de los gentiles o las naciones (goyim), habiendo sido él mismo, el mas riguroso judío observante de la época y perseguidor de los creyentes en Yeshúa”.

En ese pasaje mencionado arriba, Rab Shaul les está hablando acerca de la observancia de los días de fiesta (Jaguim), meses (rosh jodesh), estaciones (moadim) y años (Rosh Hashanah) y pareciera a simple vista o a superficie que el énfasis del texto está en lo negativo de la “observancia de esos días mencionados”, pero ahí es cuando entra en juego el strong en griego al darme cuenta que tanto en la NVI como el nuevo testamento judío de David Stern se omite el énfasis de la palabra Paratereo (G3906). Veamos la definición en el strong griego:

paratēreō par-at-ay-reh’-o:  de G3844 y G5083; inspeccionar al costado, es decir, observar insidiosamente, desleal, maquinador o escrupulosamente: – observar, mirar.

Cuando vi el significado real de la palabra y cual era su énfasis, me di cuenta que Rab Shaul no les estaba hablando con respecto a guardar esos días como algo negativo, sino al contrario les estaba diciendo en que estaban guardando esos mismos días de fiesta de una manera religiosa, estricta, insidiosa y legalista. Esa revelación para  mi era la pieza del rompecabezas que me faltaba para entender el libro de los Gálatas desde el contexto del ´legalismo y la religiosidad´ de la Torá que para mí guarda armonía de principio a fin en la versión de David Stern.

El Señor colocó situaciones reales al frente mio para que yo pudiera entender el libro de Gálatas con plena libertad. Me imaginaba a Rab Shaul viendo la escena de los ´Gálatas insensatos o Torpes´, mas preocupados por la Halajá judía que cualquier otra cosa (i.e. / no desenredaban los tzit tzit en Shabat, no daban la espalda a la Torá en el servicio del rezo, se colocaban el Talit para leer Lashon HaKodesh durante el servicio de Torá, se compraban las boínas especiales para llamar la atención, no usaban tzit tzit sin tener puesta la kipá, juzgaban a otros, se circuncidaban, no leían la Torá porque la Torá debe ser cantada, etc,…), pero su corazón estaba lleno de levadura y orgullo y al final no daban fruto, al contrario las obras de la carne eran expuestas en sus vidas. Vale la pena resaltar que la carta de Rab Shaul, sin duda está dirigida a judíos, prosélitos (ger), y creyentes mesiánicos de una comunidad que se llama “Gálatas”.

Cuando Rab Shaul sube a Jerusalén junto con Bernabé catorce años despues de haber permanecido en Damasco, Siria y Cicilia donde había recibido revelación directa de Yeshua HaMashiaj, el mismo menciona a unos personajes infiltrados llamados “falsos hermanos” que trataron de persuadirlos con el legalismo a  fin de esclavizarlos pero ellos no se lo permitieron. Ni por un momento accedieron a somerterse a ellos, pues quisieron preservar la integridad del evangelio. Ni siquiera  “la crema y nata” (Pedro, Jacobo, Juan, etc…) les impusieron nada nuevo.

Todo el libro de Gálatas habla sobre el legalismo y la religiosidad aplicada a la ley y no tiene nada que ver con la ley o la Torá misma ´per se´. Es nuevamente un GOL de las traducciones modernas que asocian la carta de Rab Shaul a los Gálatas con la Torá “instrucción” como algo malo y no le dan énfasis al legalismo y la religiosidad (lo externo) que Rab Shaul estaba expresando y por el cual el mismo Yeshua peleaba.

El ejemplo de Agar y Sara que menciona Rab Shaul es perfecto para no esclavizarnos nuevamente a la religiosidad y el legalismo, sino confiar plenamente en la promesa hecha a Avraham Avinu (no judío), de que a través de él serían bendecidas todas las naciones (goyim) de la tierra. Cierra la carta Rab Shaul escrita de su puño y letra a los  creyentes de la comunidad de los Gálatas recordando claramente cuales son los frutos del espíritu y cuales son las obras de la carne. Los primeros, fruto de una relación auténtica a través del sacrificio de nuestro mesías Yeshua en el madero y los segundos mimetizados en una falsa humildad bajo el estandarte de la religiosidad y el legalismo, muy apartados del camino, la verdad y la vida.

“No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir.” Mateo 5:17

Shalom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *